México


Nombre oficial: Estados Unidos Mexicanos
Superficie: 1.958.200 km2
Capital: Ciudad de México, 8.720.916 hab (2009)
Moneda: Nuevo peso mexicano
Idioma: Español
Población: 107.550.697 (2009)
Division administrativa: 31 estados y un distrito federal
Fiesta nacional: 16 de setiembre, Independencia (1810)


Ver mapa más grande

El pueblo mexicano se forma del mestizaje de los pueblos mesoamericanos y los conquistadores españoles. Los pueblos indígenas representan un 30% de la población nacional, de los 56 grupos indígenas los más importantes son: tarahumaras, nahuas, huicholes, purépechas, mixtecos, zapotecas, lacandones, otomíes, totonacas, mayas y otros. Un número significativo de mexicanos (32 millones, en 2000) vive en los Estados Unidos.

Ocupa la porción meridional de América del Norte. La mayor parte del territorio está conformado por cadenas montañosas, entre las que se destacan la Sierra Madre Occidental, sobre el Pacífico, la Sierra Madre Oriental sobre el Golfo de México, la Sierra Madre del Sur y la Sierra Neovolcánica Transversal, al centro. Los climas van desde el seco, desértico y estepario en el norte, hasta el tropical lluvioso en el sureste, pasando por el templado en la altiplanicie central, donde se concentra el grueso de la población. El subsuelo ofrece abundantes yacimientos de hidrocarburos, tanto en tierra firme como en su plataforma continental. Debido a la diversidad climática, la vegetación es variada; se destacan, por su importancia económica, las selvas del sureste y los bosques templados sobre las laderas de la Sierra Neovolcánica. La red hidrográfica es relativamente escasa y distribuida en forma desigual sobre el territorio. La contaminación del aire, el agua y la tierra es grande en las zonas industriales. La deforestación alcanza a 6 mil kilómetros cuadrados por año. Ciudad de México y las zonas urbanas de la frontera con EEUU sufren altos niveles de contaminación atmosférica.

El cooperativismo mexicano, a lo largo de su historia no pasó de ser un movimiento de dimensiones minúsculas, opacado por el sindicalismo, y cuyos telones de fondo, la intervención estatal y la desorganización de la clase obrera, incidieron más en su lento desarrollo que en el éxito del mismo. Existe escasa literatura sobre el tema. En México, tan sólo Rosendo Rojas Coria ha desarrollado una obra monumental en materia cooperativa “El Tratado de Cooperativismo Mexicano”, publicado en 1952; fuera de él lo que podemos encontrar son autores cuya aportación es breve, pero no por ello menos significativa (Ramón P. de Negri, Rafael Mallén, entre otros), de hecho la mayoría de éstos autores estuvieron relacionados con el gobierno, más que con grupos proletarios. Lo cual conduce a observar una característica fundamental del cooperativismo mexicano, éste más que ser propiciado en el seno de las masas, es las más de las veces, una política, una ideología o un experimento impulsado desde arriba.

Sin embargo, pese a haber sido una forma de organización con dimensiones más pequeñas que las del sindicalismo, el cooperativismo es fundamental para entender el desarrollo de la clase obrera en México, ya que involucra no sólo la ideología, sino las formas de negociación entre clases. Es interesante observar cómo este sistema de organización se convierte en un instrumento de legitimación de poder y control estatal. Por tanto su contribución, más allá de ser cuantitativa (unidades de producción, socios en cooperativas, producción, etc.), es cualitativa (su legado ideológico y la preservación de éste hasta la actualidad).(Olvera López, Adriana. “El Sistema Cooperativo Industrial Mexicano”, 1929-1958, UNAM-FE, México, 2001, pág. I-II)

En el México precolombino, los pueblos indígenas, particularmente los nahuas, se integraban con parientes, amigos y aliados. Un consejo de ancianos jefaturado por el pariente de mayor edad, dirigía la organización de la comunidad, llevaba un registro o censo de la población para saber el número de individuos aptos para el trabajo en el campo, distribuía las tierras laborables entre los hombres aptos para ese trabajo, etc… y nombraba a los que debía vigilar que todo se efectuase de conformidad con lo ordenado. El centro ceremonial, el templo, la escuela, el almacén de granos, semillas y otros productos, y las obras generales de la población, se hacían mediante el trabajo en común conforme a las aptitudes y destrezas de cada caso. Todos debían trabajar, excepto los menores de edad y los imposibilitados físicamente. Prácticamente no había clase ociosa, pues los que no trabajaban eran arrojados de la comunidad. Al consejo de ancianos se le entregaba el producto de las siembras, del cual destinaba una parte (5%) para pagar el tributo al gobierno central; otra parte (10%) la reservaba en previsión de malos tiempos, como sequías, heladas u otras eventualidades, como la guerra. El resto se destinaba a satisfacer las necesidades de los trabajadores y su familia, así como para sostener a los no aptos para el trabajo.

Durante la época colonial, funcionaban los “pósitos” que eran almacenes comunales en los que los indígenas depositaban el producto de sus cosechas, en prevención de malas temporadas. Con ello tenían derecho a recibir lo necesario para el sustento propio y de sus familias, en tiempo de escasez. Otro ejemplo de cooperativismo primitivo mexicano fueron los pueblos hospitales, fundados por el obispo Vasco de Quiroga, en Michoacán, alrededor de 1550, que sirvieron para atenuar el disgusto de los tarascos contra las acciones del conquistador Nuño de Guzmán. A finales del siglo XVIII y principios del XIX, nacieron en Europa las primeras ciudades de ayuda mutua y comunidades agrícolas, con el propósito de proteger y fortalecer a la clase trabajadora. En 1873, a 30 años del movimiento histórico de los Pioneros de Rochdale, nació en México la primera cooperativa de producción, formada por sastres, a la que siguieron otras, de carpinteros y sombrereros. En 1876, los obreros ferroviarios de la Estación Buenavista del Distrito Federal, constituyeron la primera sociedad cooperativa de consumo. Así nacen las primeras cooperativas en México, que obtienen reconocimiento legal en 1889,cuando en el código de comercio se les reconoce como “unidades económicas, con características de organización y funcionamiento diferentes a las de la empresa privada.” Al iniciarse el siglo XX, las actividades cooperativas en nuestro país eran escasas y poco significativas y no tuvieron avances en esa época. Los largos años de dictadura del Presidente Porfirio Díaz habían adormecido y frenado los ideales cooperativos. Un antecedente revolucionario del cooperativismo es el “Centro Mutuo Cooperativo de México”, cuyos miembros eran decididos partidarios de don Francisco I. Madero. Por esa razón, al triunfar la Revolución Mexicana, el movimiento cooperativo obtuvo su anhelada oportunidad de avance y expansión. Durante la época postrevolucionaria, de 1911 a 1926, el cooperativismo empezó a crecer, a pesar de no existir todavía un marco jurídico propio. Por todo el país surgieron cooperativas dedicadas a la pesca, transportes, artes gráficas, consumo y servicios diversos. El cooperativismo mexicano reiniciaba así su trayectoria histórica, al buscar alcanzar planos superiores, por tanto tiempo anhelados.

Ahora, el Presidente Plutarco Elías Calles está considerado como el pionero del cooperativismo mexicano, por promulgar la Primera Ley Cooperativa en 1927 y crear el marco jurídico para la actividad cooperativa. Seis años después, en 1933, el Presidente Abelardo L. Rodríguez promulgó la Segunda Ley Cooperativa, con la intención de mejorar el sentido social de la primera ley. En 1938, el Presidente Lázaro Cárdenas, considerado el gran promotor del cooperativismo mexicano, promulgó una revolucionaria Ley General de Sociedades Cooperativas, que originó el desarrollo social y económico del nuevo cooperativismo mexicano. Los grandes retos que tuvo que enfrentar el cooperativismo mexicano dieron como resultado el surgimiento de una gran cantidad de destacados ideólogos y líderes sociales, que fincaron las bases de la doctrina cooperativa y supieron guiar con gran sentido social al movimiento cooperativo mexicano. Entre ellos, podemos mencionar a: Rosendo Rojas Coria, Antonio Salinas Puente, Gerardo Gómez Castillo, Joaquín Cano Jáuregui y Salvador Loredo Torres, quienes han entregado su esfuerzo y sabiduría para impulsar al cooperativismo nacional.

Destaca también la figura de Isauro Alfaro Otero, principal fundador de la decana cooperativa Alijadores de Tampico, constituida en 1917. Un lugar especial en la historia del cooperativismo nacional lo ocupa el gran dirigente social que fue Don Guillermo Álvarez Macías, quien está considerado como el forjador del cooperativismo moderno, cuya filosofía fue: “compartir el progreso social y económico, para elevar el nivel de vida del trabajador y de su familia”. El señor Álvarez Macías mantuvo siempre la convicción de que “la organización en las cooperativas debe tener, y en eso radica su principal valor, un avanzado sentido social y humano”. Todas sus palabras, quedaron respaldadas por los hechos, pues el señor Álvarez Macías fue un sembrador de la justicia social y un activo promotor de las ideas cooperativas. Su pensamiento y su obra, plasmadas en la cooperativa Cruz Azul, quedan como un alentador ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de cooperativistas mexicanos. Las invaluables aportaciones de estos destacados ideólogos fundaron la filosofía mexicana que establece que: “el cooperativismo debe estar dirigido a compartir el progreso y que nuestro camino debe estar trazado por la unidad”.

El crédito cooperativo ha existido en México desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX a través de cajas de ahorro rurales, que tuvieron como propósito ayudar a las clases económicamente desprotegidas. En su versión moderna, las cajas surgieron en México en el año 1951 con características similares a las que actualmente opera, basado en su funcionamiento en esquemas autorregulatorios. En su esencia fueron promovidas por sacerdotes de la iglesia católica, los cuales vieron en estos instrumentos, una forma de servicio social a sus feligreses. Aún y cuando hoy la iglesia no participa en el movimiento, este cuenta con un gran ingrediente de mística de los inicios.

En el movimiento cooperativo mexicano se destaca principalmente la banca social, las uniones de crédito representan una gran fuerza económica, especialmente para el sector rural. En el año 1995, las operaciones crediticias llegaron a 934,146 Nuevos Pesos de los cuales recuperaron 564,270 Nuevos Pesos.

El Movimiento de Cajas Desjardins colaborará con el gobierno mexicano para reformar el ahorro y crédito de ese país. Développement international Desjardins (DID), una filial del Movimiento Desjardins, acaba de obtener un contrato para apoyar la aplicación de una ley, de inminente aprobación, la cual permitirá dar mayor seguridad a los ahorros de la población mexicana y garantizar el crecimiento del sector financiero popular de ese país. La intervención será financiada enteramente por el gobierno mexicano. Esta noticia fue confirmada hoy durante una reunión en la que participaron el Presidente de México, Vicente Fox Quesada, y el Presidente del Movimiento Desjardins, Alban D’Amours, y que contó con la presencia del Sr. Bernard Landry, Primer Ministro de Quebec. Los servicios de DID fueron elegidos por su amplia experiencia en materia financiera en los países emergentes.

El contexto en el que operan las cooperativas financieras mexicanas es complejo, ya que funcionan bajo diversas formas jurídicas y con una supervisión que necesita ajustes. Los conocimientos y experiencia de DID permitirán implantar siete unidades de control en todo el país, inspiradas en el principio de supervisión delegada, un concepto que caracteriza la ley quebequense que rige las cajas Desjardins.

Este mandato se agrega al que DID realiza desde 1998 en asociación con el estado de Guanajuato y tres redes cooperativas que agrupan unos 600.000 socios y activos por valor de 600 millones de dólares norteamericanos. Uno de puntos importantes de esta intervención fue la creación de una unidad común de control (UNICIM) que recientemente obtuvo la certificación ISO 9002 por la calidad de sus trabajos, procedimientos y herramientas. En ocasión de la visita de delegaciones de altos funcionarios mexicanos al Movimiento Desjardins, el gobierno mexicano se manifestó interesado en reproducir el modelo de UNICIM en varios estados de su país.

El gobierno mexicano ha insistido en repetidas ocasiones sobre la importancia de promover el acceso de la mayor parte de la población a los servicios de crédito. “Desjardins saluda la clarividencia del gobierno mexicano al apostar al sector cooperativo para contribuir eficazmente a que toda la población pueda acceder al crédito. Como ya se sabe, las cooperativas han obtenido resultados elocuentes en numerosos países tanto del Norte como del Sur. Las instituciones financieras cooperativas han logrado conjugar el éxito financiero y el bienestar de la comunidad, y en muchos casos, se han impuesto así como líderes del sector”, declaró Alban D’Amours, Presidente del Movimiento Desjardins.

Este contrato celebrado entre Desjardins y el gobierno mexicano podría ser el precursor de otras colaboraciones en el marco de la reforma del sector financiero solidario. En efecto, la parte mexicana está analizando actualmente la posibilidad de recurrir a DID para que colabore, en forma sustancial, en las discusiones estratégicas sobre la concreción de la Banca Popular, proyecto que se encuentra en el centro mismo de la estrategia de desarrollo del nuevo presidente Fox. “Développement international Desjardins se complace en asociarse a un proyecto de esta envergadura y que marcará sin lugar a dudas el futuro de la población mexicana y su entorno financiero. Contar con instituciones financieras comunitarias eficientes y de calidad, siempre ha sido provechoso para los países que han invertido en esta importante herramienta de desarrollo económico”, comentó Ghislain Paradis, Presidente y Gerente General de DID.

Las cooperativas financieras mexicanas datan de los años 50. Con el fin de estimular su desarrollo, las autoridades mexicanas estuvieron en ese momento en la ciudad de Quebec, a efectos de ampliar sus conocimientos sobre cómo crear y administrar cooperativas financieras. La influencia del modelo quebequense en el modelo mexicano data pues de más de cincuenta años.

Filial del Movimiento de Cajas Desjardins, Développement international Desjardins es una empresa especializada en apoyo técnico e inversión en el sector de las finanzas comunitarias de los países en vías de desarrollo y con economías emergentes. Líder mundial en su sector, DID asesora actualmente a organizaciones de 27 países de Africa, América Latina y el Caribe, Asia y Europa Central y del Este.


Una de las más grandes cooperativas mexicanas es la Cooperatica Cruz Azul fundada en 1881 por el inglés Henry Gibbon en una parte de la antigua Hacienda de Jasso. El nucleo cooperativo de Cruz Azul está conformado por cooperativas que han logrado una consolidación importante en los últimos años.
Cada una funciona independientemente y tiene sus propios órganos de gestión, aunque están vinculadas entre sí por las actividades que llevan a cabo alrededor de la producción de cemento y por la asistencia mutua, elemento clave para el desarrollo cooperativista.

Más de 5000 familias dependen del Núcleo Cooperativo Cruz Azul y a todas son extensivos buena parte de los servicios sociales que otorga la Cooperativa a sus miembros. Lo cierto es que La Cruz Azul no ha dejado de causar asombro como fuente de desarrollo y progreso, pues además del crecimiento mismo de la Cooperativa, ésta siempre ha hecho extensivo su progreso a las regiones en donde se ubican sus plantas.

El nucleo está conformados por:

Sociedad Cooperativa de Producción y Prestación de Servicios JUÁREZ, S.C.L
Servicio Público de explotación de yacimientos

  • La prestación al público de todos los servicios relacionados con la explotación de yacimientos para la industria de la construcción.
  • Transportación de los materiales extraídos a nivel nacional.
  • Venta de gravas en sus diferentes medidas.
  • Extracción de materia prima para la industria del cemento (caliza, pizarra, arcilla, puzolana y mineral de fierro).
  • Renta de maquinaria y equipo pesado (fuera de carretera)

Sociedad Cooperativa de Producción y Prestación de Servicios Comunitarios LA UNIÓN, S.C.L.
Servicio Público Federal de Autotransporte de Carga en General y Especializada
Transporte Local y Foráneo de:

  • Materias Primas para la fabricación de cemento
  • Combustóleo
  • Papel en rollo
  • Cemento ensacado
  • Sacos de apel
  • Agua y diversos fletes

Sociedad Cooperativa de Producción y Prestación de Servicios CUAUHTEMOC, S.C.L.
Servicio Público Federal de Autotransporte de Carga en General y Especializado.
Aún cuando el giro de actividades a que se puede dedicar es muy amplio en la búsqueda de la excelencia, esta institución se dedica básicamente a la transportación de carga en general. Cuenta con equipos para cualquier necesidad de transportación de carga.

Cooperativa Bomintzha, S.C.L.

  • Explotación y Trituración de minerales.
  • Explotación y trituración de piedra caliza,para cemento y la cal, así como agregados para la industria del concreto.

Sociedad Cooperativa de Vivienda de Trabajadores La Cruz Azul, S.C.L. Alternativas para la resolución a través de un sistema de autofinanciamiento y ayuda mutua de las necesidades de construcción, ampliación, terminación, remodelación, adquisición y mejora de terrenos y casa habitación de los trabajadores del núcleo cooperativo CRUZ AZUL.

Sociedad Cooperativa comunal de producción y explotación de recursos naturales El Barrio, S.C.L.
Producción y explotación de recursos naturales.

Sociedad Cooperativa de Producción y Prestación de Servicios La Istmeña, S.C.L
.
Minería, Fletes y Servicios Profesionales

Sociedad Cooperativa de Producción de Servicios tec. y prof. Hidalgo. S.C.L
Prestación de servicios

Nosotros

Confecoop es el máximo organismo de integración cooperativa, que unifica la representación del sector cooperativo colombiano en el ámbito nacional e internacional, ejerce la defensa del mismo a nivel nacional y promociona la integración entre las cooperativas y su sostenibilidad.

Posts Recientes

Síguenos

Canal de Youtube